Lo detienen por “matraca” y muere en Comando del Cpbez en San Francisco: el triste caso del reciclador Juan Valdés

Juan Valdés sufrió un presunto ataque cardíaco en la sede del Cpbez, ubicada en San Francisco
El reciclador Juan Valdés murió este miércoles de un presunto infarto en la sede del Centro de Coordinación Policial N° 6 de San Francisco, perteneciente al Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia (Cpbez), tras ser detenido, luego de que no pudiera dar 20 dólares a los oficiales que lo pararon en la vía.

La denuncia la hicieron sus familiares y colegas, quienes pidieron justicia, alegando que él no cometió ningún delito, sino que la detención fue por «matraca», a esto se suma el agravante de que no lo auxiliaron rápidamente cuando le dio el ataque al corazón.

Según relató Jhon Valdés, sobrino del ya fallecido, dedicado al reciclaje de plástico, al momento de la detención, ells iban saliendo a bordo de su camioneta de un punto de venta d

«Veníamos de El Soler, llegamos cargamos y salimos en la camioneta. Cuando ya vamos como a cinco y seis cuadras, los policías se nos pegan atrás y dicen que por qué nos saltamos el punto de control. Mi tío dijo que no se saltó el punto. Allí el policía le pidió la documentación de la camioneta, pero mi tío no la tenía a mano, así que le mostró la licencia y la carta médica. Mi tío le aseguró que la camioneta era de él, pero que se le habían quedado los papeles en la avalancha», contó Jhon Valdéz a Es Con Usted.

El relato del sobrino precisa que seguidamente, el policía se sinceró y «le dijo que iba empezando el día y que no tenía para el desayuno, que le diera 20 dólares. Mi tío le dijo que tenía 10 y que si quería que lo acompañara a donde tenía los papeles de la camioneta, que le mostraba los papales y que le daba los otros 10»

«El policía le dijo que no, que se regresara al punto de control y así lo hicimos. Nos regresamos, mi tío Juan paró la camioneta allí y el policía seguía grosero por los 20 dólares. Lo llevo al punto de control, habló con un primer inspector y lo enviaron al Comando 6 en San Francisco, al fondo de Farmatodo. Nos metieron y nos hicieron una requisa».

Jhon Valdés
Tras la requisa, el señor Juan entabló conversación con un policía que le pareció conocido y luego puso las manos sobre la mesa. «Yo le pregunté ¿Te sentís bien? Allí desplomó, yo lo agarré, lo puse en el piso, le di golpes en la espalda, les dije a ellos (a los policías) que me dieran agua, en ningún momento me ayudaron. Después le comencé a hacer presión en el pecho. En ese momento fue cuando uno de ellos, me empezó a ayudar».

Sigue contando: «Le dije a uno: ‘Hermano dame apoyo’ y ninguno se resignó a llevarlo a un hospital».

Ante la falta de ayuda para llevarlo a urgencias, Jhon corrió hacia la camioneta de su tío y la prendió para arrancar, pero un uniformado de apellido Perdomo, le ordenó que la apagara.

«Pasaron cinco minutos y llegó la patrulla 046, lo montamos y lo llevamos al Hospital Noriega Trigo». Sin embargo, cuando salieron del Comando del Cpbez, el reciclador ya estaba sin signos vitales. Tras su ingreso, una médica le dijo a su sobrino que ya estaba muerto.

Puedes leer: Estaba solicitado por estafa y ultraje: lo detiene el Cicpc en Táchira

Posteriormente su sobrino y la esposa del señor Juan fueron al comando a pedir la camioneta y a pedir los nombres de los funcionarios que actuaron en el procedimiento, algo que les negaron. Cuando regresaron al hospital, vieron a los policías que los arrestaron desayunando muy tranquilos.

La «matraca» es «todos los días»
El señor Juan Valdés era muy conocido y querido en San Francisco.

Nerio Aguirre, jefe de Dirección de Reciclaje del municipio San Francisco, declaró a Es Con Usted que la «matraca» es todos los días por parte de los policías en esta jurisdicción y que no los dejan trabajar a pesar de que en el 2019 emitieron una resolución que establece que el plástico no es material estratégico.

«Estamos cansados de que los cuerpos policiales de este estado estén quitando plata al recolector o al reciclador, esto es a diario, no sólo recibo estas denuncias cada día, sino que a mí me ha pasado. Hace un mes me tuvieron hasta la 1:00 de la mañana, tuve que llamar hasta el Viceministro de Medio Ambiente, para poder salir del comando de la GNB en el aeropuerto porque se querían quedar con un camión cargado de plástico de los recolectores que yo conozco. Lo mismo es con los bicicleteros, con muchos», testificó Aguirre a este medio.

«La matraca es un desastre. La delincuencia está desbocada y a los que están trabajando son a los que están deteniendo»

Nerio Aguirre
Aguirre indicó que hace tiempo se reunieron con jefes policiales de San Francisco, y que la situación mermó, pero «un grupo muy pequeño» ha seguido, «dañan a mucha gente y dañan la institucionalidad».

Amigos y familiares de Juan Valdés piden justicia, alegando que nunca existieron motivos para su detención y aseverando que se trató de una extorsión por 20 dólares que él no tenía.

Es Con Usted

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *