Inglaterra y EE.UU ratifican apoyo a Guyana en el proceso de disputa territorial por el Ezequibo

La embajadora de Estados Unidos (EEUU) en Guyana, Nicole Theriot, solicitó el martes 28 de noviembre a Venezuela que pare la intensificación de sus demandas sobre el Esequibo y evitó adelantar cuáles serían unas probables consecuencias si eso no ocurre.

“Apoyamos la soberanía territorial de Guyana y hacemos un llamado a Venezuela a hacer lo mismo”, dijo Theriot cuando el medio guyanés Demerara Waves le planteó la interrogante y, ante la pregunta de si no lo hace, agregó: «cruzaremos ese puente cuando llegue el momento».

Por su parte, la Alta Comisionada del Reino Unido en Guyana, Jane Miller, insistió en que su país cree en la validez del Laudo Arbitral de París de 1899 y que su gobierno mantiene contacto permanente con Georgetown ante una posible asistencia en materia de seguridad.

Entretanto, altos funcionarios del Departamento de Seguridad de EEUU se reunieron por dos días con los efectivos de las Fuerzas de Defensa de Guyana con el fin de discutir su preparación para abordar las supuestas amenazas a su seguridad.

«Las fuerzas de defensa de Estados Unidos y Guyana discutieron próximos compromisos para incluir sesiones y procesos de planificación estratégica para mejorar la preparación militar y las capacidades de ambos países para responder a las amenazas a la seguridad», dijo la misión estadounidense.

Mientras, la ministra de Servicios Públicos de Guyana, Sonia Parag, aseveró que el principal interés que mueve a Venezuela por el Esequibo es la codicia e insistió en que en 1899 quedó resuelto el asunto territorial para su país.

“Hoy podemos concluir honestamente que una de las fuerzas impulsoras detrás de este referéndum y detrás de esta táctica es la codicia (…) No permitiremos que quede nada sin remover en la protección de nuestro territorio”, dijo Parag.

Además, el ministro del Interior de Guyana, Roberson Benn, agradeció la manifestación de algunos venezolanos, que según él, están viviendo en ese territorio y apoyan a Georgetown en el diferendo por el Esequibo.

«Estamos felices, en un país con poca población, de tener gente que venga a Guyana a trabajar para aumentar nuestra población y ayudarnos a desarrollar Guyana juntos», expresó el ministro, quien aseguró que los venezolanos «seguirán siendo tratados con respeto y dignidad» en su país.

 

Con información de Tal Cual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *