Imputan por trata a 7 personas por las 3 adolescentes que enviarían a Perú

Los jóvenes Abraham José Ramos (29), Jonathan Alfonso Cote Corona (26), Alondra Elena Ramírez Pimentel (23) y Neurimar Alejandra Lugo Díaz (19) fueron privados de libertad e imputados en Táchira por su presunta responsabilidad en la trata y tráfico de tres adolescentes para ser explotadas sexualmente en Perú.

Por su supuesta vinculación con los hechos también resultaron privados de libertad Bladimir José Pérez Silva (56) y su hijo, Bladimir José Pérez Ñáñez (21), señala una nota de prensa publicada este jueves 8 de febrero por el Ministerio Público en su página web.

La situación irregular se detectó el pasado 2 de febrero en el Terminal de Pasajeros de San Cristóbal, tras recibir la denuncia la División contra la delincuencia organizada de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) de la entidad.

La comisión de la PNB que ejecutó labores de inteligencia en el referido terminal detectó, en la zona de abordaje de un autobús hacia Maracay, en Aragua, signos de nerviosismo ante la presencia policial en una adolescente de 16 años a quien acompañaba Lugo Díaz.

A la mujer se le unió, poco después, Ramírez Pimentel acompañada por otras dos adolescentes de 15 y 17 años, cuyo destino final era Caracas.

Tanto Lugo Díaz como Ramírez Pimentel fueron descubiertas en conversaciones in situ con Cote Corona; quien fue visto mientras recorría las instalaciones del terminal y abordaba a transeúntes con una fotografía de las adolescentes, para comprobar si fueron vistas y conocer su ubicación exacta.

De igual modo, resultó abordado Ramos, como uno de los supuestos proveedores de los pasajes según declaraciones de las tres muchachas.

Ellas agregaron que habían sido captadas para trabajar como damas de compañía fuera del país.

En tal sentido, se comprobaron inconsistencias en la documentación personal de las adolescentes que conllevaron a la aprehensión preventiva de los cuatro adultos presuntamente involucrados.

Entrega vigilada en Caracas

Mediante la cooperación con el Consejo de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes y el Tribunal 1° de Control, Audiencias y Medidas Contra la Mujer; se autorizó la ejecución de una entrega vigilada mediante operación encubierta de las dos adolescentes que eran esperadas en el Terminal de La Bandera, en Caracas, por Pérez Silva y Pérez Ñáñez, quienes se encargarían de su acogida y coordinar la logística para salir del país.

La aprehensión de ambos hombres se materializó el pasado 3 de febrero en Caracas, por lo que fueron puestos inmediatamente a la orden del Ministerio Público y la competencia de la causa radicada en Táchira.

Durante la audiencia de presentación, la Fiscalía 16ª de Táchira imputó a Ramírez Pimentel y Lugo Díaz por presunta trata de adolescentes en la modalidad de captación y traslado con fines de explotación sexual; además de asociación.

Del mismo modo, Pérez Silva y Pérez Ñáñez resultaron imputados por la presunta comisión del tipo penal antes mencionado en la modalidad de acogida y asociación.

A su vez, se imputó a Ramos y Cote Corona por la supuesta comisión de tráfico de adolescentes en la modalidad de facilitadores; sumado a asociación.

Una vez evaluados los elementos de convicción expuestos por la representación fiscal, el Tribunal 1° de Control, Audiencias y Medidas de Violencia Contra la Mujer en esa jurisdicción dictó la referida privativa de libertad y ordenó su reclusión temporal en el Cuartel de Prisiones de la PNB en San Cristóbal.

 

 

 

 

Con información de La Verdad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *