El año 2023 está cerca de terminar en medio de un repunte en los casos de dengue en Venezuela. Son muchos los factores que pueden influir en el aumento en los índices de esta enfermedad transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegypti infectado con el virus.

Sin embargo, en Venezuela no existe un registro oficial de casos por parte de las autoridades y los hospitales del país no cuentan con los insumos y el personal suficiente para atender esta contingencia.

Patricia Valenzuela, presidenta de la Sociedad de Infectología de Venezuela, explicó que durante el año 2023 se registró un aumento de casos de dengue en Suramérica según los reportes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Países como Argentina y Uruguay, que no tenían registros de dengue, comenzaron a presentar casos. En Venezuela, según explica la médico, el dengue es una enfermedad endémica, lo que significa que se registran casos durante todo el año.

Sin embargo, durante la temporada de lluvias aumenta la población y criaderos de los mosquitos Aedes aegypti, conocidos como mosquitos patas blancas que son los transmisores del dengue. Asimismo, el cambio climático y el incremento de la temperatura acelera el ciclo de vida del mosquito.

De acuerdo con los registros de la OPS, en Venezuela se registraron 4.809 casos durante los primeros cinco meses del año 2023. Sin embargo, los datos que deben ser enviados por el Ministerio de Salud a esa instancia no han sido actualizados por lo que se desconoce cuál es el estatus del dengue en el país durante los últimos siete meses. Tampoco se ha roto la censura oficial sobre el boletín epidemiológico, la publicación que por ley el despacho ministerial debe realizar semanalmente con este y otros datos nacionales, y que ha incumplido desde 2016.

Valenzuela indicó que se registró un aumento de casos de dengue durante los primeros cinco meses de 2023 en comparación con el mismo período del año 2022 cuando se contabilizaron 1.776 casos.

De acuerdo con las cifras independientes de Monitor Salud, desde el 1 de enero hasta el 23 de septiembre se registraron 1.306 casos de dengue solo en Caracas. Sin embargo, este es un subregistro que no representa la cifra oficial de casos.

El dirigente sindical aseguró que desde el Ministerio de Salud no se emitan alertas ni se incentiven campañas de prevención para evitar el contagio de dengue. «El gobierno tiene que tomar esto con seriedad; la salud no es un juego y por el dengue pueden morir personas. Cuando hay una situación de peligro de este tipo, tú tienes que buscar la manera de prevenir para que no vuelva a suceder».

El gobierno ha implementado el plan de fumigación «Pícale adelante al dengue». Sin embargo, Valenzuela señala que si bien la fumigación es importante se debe también eliminar los criaderos de mosquitos. Por esta razón, es necesario que el Estado realice un saneamiento de los ríos y quebradas donde suelen arrojarse desechos y evitar el estancamiento de agua. También se debe evitar que los vertederos de basura se desborden en desechos, por lo que es importante que el servicio público de aseo urbano funcione continuamente para evitar la acumulación de basura.

En medio de la falta de información pública o alerta sanitaria, Patricia Valenzuela advierte que los hospitales públicos del país no están en condiciones para diagnosticar ni ofrecer tratamiento por casos de dengue. En este sentido, advirtió que «puede estar en desarrollo un posible colapso sanitario» ante el desabastecimiento en los centros de salud.

Diagnosticar el dengue es un problema para médicos y pacientes, quienes deben recurrir a laboratorios privados para hacer la prueba correspondiente. Valenzuela asegura que las distintas pruebas para diagnosticar dengue no están disponibles en muchos de los hospitales públicos del país. Uno de los estudios para la determinación de reacción en cadena polimerasa se realiza en laboratorios privados, pero no en todos está disponible.

Además, resaltó la falta de equipos, insumos y personal en los hospitales del país. La Encuesta Nacional de Hopsitales informó el 20 de noviembre que en 2023 el índice de desabastecimiento de insumos de emergencia fue de 39%.

«Si no tenemos los insumos, pues se puede colapsar un hospital si comienzan a llegar casos de dengue con signos de alarma, que son aquellos en los que hay que hacer exámenes seguramente de seguimiento y tienen la indicación de la hospitalización porque hay que rehidratar a esa persona para evitar que evolucione a dengue grave», dijo Valenzuela.

Mauro Zambrano advirtió que en cuanto a salud ambiental, para prevenir la propagación de dengue, tampoco hay insumos ni equipo suficiente. El sindicalista aseguró que en Distrito Capital solo hay un carro de fumigación en funcionamiento.

«Nosotros lo que estamos exigiendo es que el control sanitario funcione como debe ser. Para eso el control sanitario debe tener autonomía, debe tener presupuesto, recursos, dotar a los trabajadores de los carros de gasoil y de todo lo que hace falta para hacer este trabajo. Eso por supuesto que evitaría que el dengue se propague como se propagó en toda Venezuela y los hospitales», indicó.

Con información de Tal Cual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *