Así es la «enfermedad del ciervo zombi» que enciende las alarmas en EEUU

Las autoridades hacen seguimiento a la decena de casos que ha causado la «enfermedad del ciervo zombi» en Estados Unidos. Este virus avanza lentamente entre animales y los especialistas están atentos a un posible contagio a humanos.

Se trata de un peligroso virus mortal en animales que causa la enfermedad de la caquexia crónica. Hasta el momento, ya se reportaron casos en 31 entidades de Estados Unidos, dos provincias de Canadá y hasta en Corea del Sur.

Los científicos buscan determinar si hay posibilidades de que el virus pase a los humanos. Sin embargo, el Servicio de Parques Nacional indicó que todavía no hay pruebas de que la enfermedad pueda afectar a personas o animales domésticos.

Aguatica Maracaibo
Igualmente, autoridades recomiendan evitar el consumo de tejidos de animales infectados. Cory Anderson, del Centro de Investigación y Política de Enfermedades Infecciosas, no descartó un posible contagio a los humanos.

«La enfermedad de las vacas locas en Gran Bretaña proporcionó un ejemplo de cómo, de la noche a la mañana, las cosas pueden volverse caóticas cuando ocurre un evento de contagio, por ejemplo, del ganado a los seres humanos», dijo.

¿CÓMO ES LA ENFERMEDAD?
Cuando un animal está infectado, es sumamente difícil erradicar la enfermedad. El virus puede pasar años en la suciedad o en superficies y es resistente a desinfectantes, radiación y altas temperaturas.

Los científicos indican que los ciervos actúan de forma extraña cuando tienen la enfermedad. Con el paso de los días, cambia su cerebro y el sistema nervioso, dejando a los animales babeando, demacrados, letárgicos y tropezando con la «mirada en blanco».

Estos alarmantes síntomas hacen que algunos la llamen la «enfermedad del ciervo zombi». Aunque el virus no pone agresivos a los animales, es mortal y no se conocen tratamientos o vacunas.

Los epidemiólogos creen que la enfermedad podría saltar hacia el ganado, otros mamíferos, aves o hasta humanos. Algunos alertan que los asentamientos humanos y operaciones agrícolas cada vez están más en contacto con animales, aumentando los riesgos.

caraotadigital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *